Image

Excusas geniales para faltar a una cita

¿Quién no ha tenido que buscar una excusa para faltar a una cita en algún momento de su vida? Ya sea por un imprevisto de último minuto, por falta de ganas o simplemente por no saber cómo decir que no, las excusas son una parte inevitable de nuestras interacciones sociales. En este artículo, te voy a compartir algunas de las mejores excusas para faltar a una cita, ya sea con un amigo, un familiar o una pareja.

Problemas de salud

Una de las excusas más comunes y efectivas para faltar a una cita es fingir problemas de salud. Puedes decir que te sientes mal, que tienes dolor de cabeza, dolor de estómago, o incluso que te duele la espalda. Si necesitas algo más convincente, puedes mencionar que estás con fiebre o que te han dado unas fuertes migrañas. Recuerda ser coherente y no exagerar demasiado, ya que podrías ser descubierto con facilidad si das demasiados detalles o si cambias constantemente tus síntomas.

Otra variante de esta excusa es decir que te ha salido un sarpullido, una erupción cutánea o que te has puesto malo repentinamente. Puedes añadir que no quieres contagiar a la otra persona, lo cual generará un aire de preocupación y comprensión por tu parte. Recuerda no abusar de esta excusa, ya que la salud es algo serio y no debemos bromear con temas médicos.

Problemas familiares

Los problemas familiares también son una excusa muy utilizada para faltar a una cita. Puedes mencionar que alguien de tu familia está enfermo, que tienes que cuidar de un pariente mayor o que surgido un imprevisto familiar que requiere tu atención inmediata. Esta excusa suele generar empatía y comprensión por parte de la otra persona, ya que todos hemos pasado por situaciones complicadas en nuestro entorno familiar.

Otra opción es decir que tienes que resolver un problema familiar urgente, como una avería en casa, la pérdida de las llaves o que has tenido una discusión con algún miembro de tu familia. Recuerda ser discreto y no dar muchos detalles, ya que la intimidad familiar es algo que debemos proteger.

También te puede interesarTop excusas para terminar una relación de parejaTop excusas para terminar una relación de pareja

Trabajo

El trabajo es otra excusa muy socorrida para faltar a una cita. Puedes decir que te han surgido tareas urgentes en la oficina, que tienes que quedarte hasta tarde para terminar un proyecto o que te han convocado a una reunión de última hora. También puedes mencionar que tienes un plazo límite que cumplir o que te han asignado una tarea extra que no puedes dejar para otro momento.

Una variante de esta excusa es decir que has tenido un problema con tu jefe, que te han dado un ultimátum en el trabajo o que te han comunicado que debes hacer horas extras. Recuerda ser creíble y no exagerar, ya que podrías generar desconfianza si la otra persona se da cuenta de que estás mintiendo.

Problemas de transporte

Los problemas de transporte son una excusa muy utilizada para faltar a una cita, especialmente si vives en una ciudad con un tráfico caótico o si tienes que depender del transporte público. Puedes mencionar que has perdido el autobús, que te has quedado atrapado en un atasco de tráfico o que tu coche ha sufrido una avería inesperada.

Otra opción es decir que has perdido las llaves de casa, que te has quedado sin gasolina en el coche o que la batería de tu móvil se ha agotado y no puedes comunicarte. Recuerda ser puntual en tus excusas y tratar de no generar sospechas, ya que la otra persona podría descubrir que estás mintiendo si tus excusas son demasiado elaboradas.

Cancelación de último minuto

Si ninguna de las excusas anteriores te convence o si prefieres ser honesto con la otra persona, la mejor opción es cancelar la cita de último minuto. Puedes mencionar que has tenido un imprevisto que no puedes evitar, que te sientes agobiado o simplemente que no te apetece salir de casa en ese momento.

También te puede interesarConsejos para rechazar a un manipuladorConsejos para rechazar a un manipulador

Recuerda ser respetuoso y comprensivo con la otra persona, ya que cancelar una cita puede generar malestar y decepción. Trata de explicar tus motivos de forma clara y sincera, sin dar lugar a malentendidos o malos entendidos. A veces, la honestidad es la mejor excusa que podemos dar cuando no queremos acudir a una cita.

Otras noticias

Posturas sexuales para llegar al orgasmo con facilidad

Si eres una persona que tiene dificultades para llegar al orgasmo, no estás sola. Muchas personas en todo…

Cómo actuar ante la rotura del condón

Qué hacer si se rompe el condón ¡Ay, no! Se rompió el condón. No importa cuán cuidadoso seas,…

Signos para detectar a un mujeriego

¿Cómo saber si él es mujeriego? Cuando se trata de relaciones sentimentales, es natural que nos surjan dudas…

Trucos infalibles para ligar en bodas

Ligar en una boda puede ser una experiencia emocionante y llena de posibilidades. Es un ambiente festivo y…

Deje su comentario